Crónicas de Selvarin

El viejo Tic Toc

En el plano de las sombras.

Año 2040 E.H, año 30 D. V

Shadowfell.jpg

Después de fallar en su misión de captura, el caballero de la orden de la rosa e hijo de Iria y Serafin, Sitael, quedo atrapado en el plano de las sombras junto a Ren, el tiefling guerrero miembro de la orden del búho.

Sin poder percibir de manera real el paso del tiempo, en ese plano completamente oscuro donde solo podían verse a si mismos en una inmenso vació, esperaron… y esperaron…
El brazo de Ren le provocaba un profundo dolor, mientras una malvada presencia provocaba escalofríos a Sitael. Finalmente la oscuridad fue interrumpida por una brillante luz, que trajo consigo la esperanza, luz que traía el viejo Tic Toc.

Tic Toc tiene en su poder una de las reliquias de Val, que le permite viajar de un plano a otro con solo activarla en los puntos en que ambos planos estén mas cercanos, en el momento adecuado. Usando esta reliquia en forma de reloj, llego al plano de las sombras donde se encontró primero con el abandonado enano Kartov quien estaba atrapado en el plano desde hacia tiempo, y después con Sitael y Ren. Con su reloj, podría ayudar a ambos a salir del plano con facilidad.

El anciano viajero de planos le mostró como poder ubicarse y moverse en las sombras, y juntos comenzaron su viaje. El primer obstáculo era el guardián del punto de salto, un constructo metálico enorme de inmenso poder. Cuando el grupo se disponía a enfrentarlo cayo del cielo una bola de sombras como un meteorito que golpeo a la criatura y la destruyo. Junto al meteorito cayo un Selacimorfo, un tiburón humanoide, llegado de algún lejano plano acuoso. Entre los escombros rescataron al escualo y lo llevaron con ellos al portal que se abría y los trasladaría al próximo plano.

Así comenzaron los viajes interplanares para Ren, Sitael y Kartov, con el objetivo de volver a Selvarin. Muy lejos de sus planos natales, guiados por el extraño Tic Toc a través de distintos planos de existencia que jamás pensaron que conocerían y ahora se ven obligados a atravesar para poder volver a casa y enfrentarse con el resultado de su derrota en Selvarin.

Comments

Hagaren

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.